Formentera, más fácil que nunca

Formentera, más fácil que nunca

Mediterranea Pitiusa, la naviera nacida en Formentera, es parte de la personalidad de la isla. Creada en el año 2000 pero con la experiencia de gente curtida en el mar durante décadas,

la empresa inició su andadura con el firme propósito de dar el mejor servicio a los habitantes de la Pitiusas, inevitablemente dependientes del transporte marítimo para acceder a la otra isla

Actualmente la empresa se halla en plena fase de crecimiento, incrementando sus servicios, sus horarios y su flota, que se compone ahora de 3 Fast Ferry y 2 embarcaciones Express cubriendo la línea entre las dos islas pitiusas.

La consecuencia más inmediata es que nunca había sido tan sencillo ni tan cómodo desplazarse entre Ibiza y Formentera a cualquier hora del día. La frecuencia de salidas de Mediterranea Pitiusa es de 20 trayectos de ida y 20 de vuelta y el horario es más extenso que nunca. Da igual si eres madrugador por naturaleza y quieres ir pronto a Formentera o por el contrario prefieres seguir un ritmo tranquilo y viajar más tarde, la naviera de esta isla siempre tendrá en el muelle una embarcación lista para llevarte.

Horarios madrugadores a Formentera Para los más madrugadores, los que quieren aprovechar el día o simplemente los que han estado disfrutando toda la noche, Mediterránea Pitiusa tiene una salida temprana a las 6.30 de Formentera a Ibiza los sábados y domingos y a las 7.00 de Ibiza a Formentera, todos los días de la semana. Ambas operadas por Fast Ferry, lo que significa que en 25-30 minutos ya habrás llegado a destino.

Salidas nocturas entre islas En el otro extremo, los que apuran el día en cada isla ya no tienen tampoco que mirar el reloj temerosos de perder “la última barca”. Mediterranea Pitiusa ha programado una salida nocturna desde Ibiza a Formentera a la 1 de la noche, y previamente, desde Formentera, a las 12 de la noche. Así que ya te puedes olvidar de las prisas y los apuros a la hora de pasar el día en la isla vecina. Somos la única compañía que cubre la ruta entre Ibiza y Formentera a la 1 de la noche. De manera que las compras de último minuto, la cena que no podía esperar, la puesta de sol que no podías perderte, el chapuzón a la luz de la luna, ese concierto tan chulo en la plaza del pueblo… todos esos momentos ya no tendrán que ser sacrificados por la tiranía de un horario gracias a Mediterránea Pitiusa.

Aigües de Formentera: el buque sostenible y respetuoso con el medioambiente Además, este último trayecto, como tantos otros de la jornada, está operado por el buque más nuevo y moderno de la flota, el Aigües de Formentera, incorporado a la línea en enero de 2019. Una catamarán de alta velocidad que ha sido fabricado en Noruega siguiendo los más altos estándares de construcción y diseño naval. Algo que le ha dotado de una capacidad de navegación extraordinariamente confortable para el pasajero, sea cual sea el estado del mar. Y que le permite realizar el trayecto en tan solo 25 minutos, convirtiéndose en la embarcación más rápida de la flota gracias a sus 33 nudos de velocidad. Todo ello con unos consumos de combustible muy inferiores a los actuales, respondiendo a los requerimientos de sostenibilidad y respeto al medioambiente que configuran una de las grandes apuestas estratégicas de futuro de la empresa. La comodidad a bordo del catamarán es excepcional para los 180 pasajeros que puede albergar, y está perfectamente adaptado a personas con movilidad reducida, lo que facilita enormemente el embarque y la ubicación de los viajeros en sus asientos.

Con todos estos ingredientes, la fórmula para viajar entre Ibiza y Formentera es más sencilla que nunca. Ya seas residente o turista, Mediterranea Pitiusa pone a tu disposición todos los medios para que la elección sea inmediata. A primera hora de la mañana, a última hora de la noche, a media tarde, a media mañana… Todas las horas son buenas para ir o volver con una empresa de confianza, nacida en Formentera pero con vocación de servicio universal


deal-image

Mercadillos de Formentera

Formentera siempre deja huella entre sus visitantes. El aire limpio, los cielos despejados, el olor